Spiga

Concierto de Mark Knopfler en Córdoba

Buenas!

Este post se escapa bastante de la temática del blog, pero me apetecía contar lo bien que lo pasé en el concierto de Mark Knopfler en Córdoba el pasado domingo.



A pesar de que hizo muchísimo calor (40 grados cuando entramos a la plaza a las 21:00) y de que los asientos de la plaza eran de granito y les había estado pegando el sol todo el día (por lo que no veas cómo te quemaba el culete cuando te sentabas), una vez comenzó el concierto se me pasó el calor y comenzaron los escalofríos :-)

Mark siempre se rodea de músicos buenísimos y todas las canciones sonaron estupendamente (a excepción de un par de temas en los que una de las guitarras se acoplaba y sonó un pitido -> creo que el técnico de sonido no seguirá en la gira).

Me gustó mucho la selección de las canciones, diferente al de las 2 otras ocasiones en las que lo había visto en directo, incluyendo alguna que no conocía y que me encantó, como Hill Farmer's Blues:



Por supuesto, el público vibró más con los clásicos de Dire Straits: Romeo and Juliet, Sultans of Swing, Telegraph Road (en el solo del final la gente se volvió loca), Brothers in Arms y So Far Away.

Aunque a mí la canción que más me gustó fue Speedway at Nazareth. ¡IMPRESIONANTE!

Debo reconocer, sin embargo, que me dio la sensación de que este concierto había sonado algo peor que los anteriores, y que Mark no estaba tan fino a la guitarra como en otras ocasiones (así que,lo primero que pensé es que la edad y la lesión que le obligó a tocar sentado habían influido algo...). En el blog de Richard Bennet, que escribe las notas de la gira, parece que he encontrado algunas otras razones:

Aparte del calor, que les hacía sudar las manos y, en ocasiones, dificultaba la visión al caerles goterones en los ojos, había una inmensa cantidad de mosquitos alrededor de los músicos. Para más inri, Mark iba de blanco, por lo que estaba completamente rodeado. Richard Bennet asegura que cree que Mark debió comerse varios mosquitos y habla de una lucha entre el hombre y la naturaleza, como una analogía de la lucha entre el torero y el toro, ya que nos encontrábamos en la plaza de toros.

También dice que el público cordobés fue el más ruidoso de toda la gira y el que más aplaudió y animó.

En fin, una gran noche de verano. Mi enhorabuena a los organizadores del Festival de la guitarra de Córdoba por conseguir que artistas de este nivel vengan a tocar a España.

Saludos!

0 comentarios: